martes, 14 de diciembre de 2010

¿Cómo nació México?

Ciertamente ésta es una pregunta cuyos límites no están bien definidos. Podríamos referirnos a México como entidad geopolítica, lo cual nos llevaría a explicar cómo, en qué momento, se formó nuestro país y quiénes lo fundaron. Pero también podríamos referirnos a la forma en que se originó la nacionalidad mexicana y cuáles son los elementos que la constituyen y que nos distinguen de los demás países. La cuestión se ha planteado de esta manera pensando en que -como mexicanos- así nos lo hemos preguntado alguna vez. 



                                     Escudo Nacional de México


México como unidad geopólitica

Si vamos a tratar sobre el surgimiento de México como entidad geopolítica debemos establecer primero a qué México nos referimos, si al de hoy -el de principios del siglo XXI-, al de hace doscientos años, cuando la guerra de Independencia, o al de hace quinientos años, cuando ocurrió la conquista del Imperio Mexica. Esto, por citar periodos en los que a este territorio, o a parte de él, se le ha conocido como México aunque oficialmente haya tenido otro nombre.

La opinión mayoritaria es que México nació hace doscientos años. En 1821, al triunfar el movimiento independentista se optó por el nombre de México en lugar del de Nueva España -Imperio Mexicano, con Iturbide, o Estados Unidos Mexicanos, a partir de 1824. Geográficamente ha variado su extensión: por breve tiempo incluyó a Centroamérica y en 1848 se perdieron los territorios de California, Texas, Nuevo México y Arizona.

Lo cierto es que México ya existía, si a partir de la Independencia retrocedemos trescientos años, hasta la victoria de Hernán Cortés, en 1521, México tuvo el nombre de Virreinato de la Nueva España y a sus habitantes se les llamaba mexicanos. Sus fronteras fueron inciertas durante mucho tiempo debido a la continua expansión hacia los territorios del norte, también, desde aquí, se controlaba  Filipinas.

Y aun antes de la llegada de los españoles ya se hablaba de México, era un importante imperio cuya capital era la ciudad de Tenochtitlán -fundada en 1325-, pero su extensión era más pequeña -básicamente el altiplano central- y acaso también imprecisa.

La nacionalidad mexicana

En cuanto a la vertiente de México como nación eso es más difícil de explicar. Exceptuando a los primeros y auténticos mexicanos -los habitantes del imperio mexica, los que vivían en Tenochtitlán y otras ciudades, los que tenían la misma religión y que tenían al náhuatl como idioma común-, ¿a partir de qué momento existió una nacionalidad mexicana?

La conquista española aglutinó, en un sólo poder político, a pueblos que no eran mexicanos, como los mayas, los tarascos o los zapotecas y a otros que ya no forman parte de México. En los tres siglos de época colonial llegaron miles de españoles y miles de esclavos negros procedentes de África. En esta complejidad poblacional surgió el criollismo -que servía para diferenciar a los españoles nacidos aquí de los llegados de España- y la mezcla de las razas, es decir, el mestizaje.

Como primera consecuencia los verdaderos mexicanos perdieron su identidad y se les denominaba simplemente "indios", término que aglutinaba a todos los indígenas de la Nueva España. Llegó entonces un momento -dentro de la época virreinal- en que el término "mexicano" identificaba a los criollos. Por lo tanto, si el criollismo representó el inicio de la mexicanidad actual, sus alcances debieron haber sido mínimos ya que tenía bases excluyentes. En el mosaico de razas y castas que era la Nueva España, los indígenas, los mestizos y los negros eran la mayoría de la población y seguramente no abrigaban ningún sentimiento de mexicanidad. David Brading -en Los orígenes del nacionalismo mexicano- apunta que en el virreinato apenas y surgió un sentimiento patriótico como antecedente de la mexicanidad.

Con la Independencia ya se tenía un país, una entidad política, pero, aunque hubo intentos, no surgió un nacionalismo que lo sustentara. Esa falta de unidad ocasionó un sinnúmero de problemas a los mexicanos del siglo XIX. Luego llegó el siglo XX y con él la Revolución Mexicana.

El triunfo del movimiento revolucionario nos llevó a la búsqueda de nuestros orígenes. Nació el indigenismo,  acudimos al pasado remoto para identificarnos con él. Surgió un nacionalismo que ha servido para que los demás pueblos de la tierra nos reconozcan. Ahora, podemos preguntarnos si realmente los mexicanos nos sentimos identificados con él.

La obra máxima de la historiografía del Porfiriato es México a través de los siglos. En el mismo título va implícita la idea de que México existe desde hace cientos de años y de que ha evolucionado. Los mexicanos de hoy así lo sentimos, pues nos creemos herederos de la riqueza cultural de grandes civilizaciones como la tolteca, la maya, la teotihuacana y la olmeca, que se remontan miles de años atrás.

Hay que aclarar que aunque hoy reclamemos tan insigne herencia cultural ha habido épocas en que hemos rechazado nuestro origen indígena y que, aún en nuestros días, la población indígena de México es víctima de la discriminación. Queda claro que en esto hay una profunda contradicción.

Responder a la pregunta de ¿cómo nació México? no es nada sencillo, sin pretender alcanzar una respuesta, seguiremos con el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada